El internet, las redes sociales, los blogs y las nuevas tecnologías han tenido un impacto sustancial en diferentes disciplinas científicas y sociales. ¿Cuál ha sido su influencia en la forma de hacer política?

 

El triángulo de comunicación que se forma entre los políticos, la prensa y la ciudadanía es cada vez más interactivo y de doble vía. Políticos a nivel mundial han basado sus campañas ganadoras en redes sociales y nuevas tecnologías como es el caso de la Campaña Presidencial de Barack Obama de 2008 que marcó un hito en las campañas políticas, apoyándose principalmente en la web para la movilización, recaudación, información y socialización de sus propuestas.

Ya en 2015, en México Jaime Rodrigues (El Bronco), candidato independiente a Gobernación de Nuevo León le ha declarado la guerra a los medios tradicionales y está realizando su campaña únicamente utilizando redes sociales, reduciendo considerablemente la inversión en medio de difusión. Según encuestas publicadas en sus redes sociales, se encuentra primero en las encuestas y es muy probable que sea el nuevo Gobernador.

Eso nos demuestra que hay cambios que marcarán una diferencia para siempre. Aquí, les presentamos algunos:

1. La comunicación político – ciudadano

Hace unos años, era imposible imaginar la posibilidad de hablar directamente con un personaje político; estos estaban demasiado lejos de nuestra cotidianidad y eran los medios de comunicación, los que nos los acercaban intermediando a través de sus programas periodísticos e informativos.

Hoy, la mayoría están a tan solo una red social de distancia. A través de Facebook o Twitter, podemos escribirles directamente, hacerles preguntas, presentarles quejas e incluso hacer escuchar nuestras propuestas como ciudadanos.

A su vez ellos comparten su información en estos espacios; podemos conocer su agenda, sus opiniones, sus obras y su gestión, con tan solo seguirlos a través de la web.

2. Participación ciudadana

Gracias a las redes sociales, el ciudadano tiene acceso a mayor información de manera inmediata. Muchos países, al igual que Ecuador, cuentan con una Ley de Transparencia que obliga a las entidades públicas a publicar toda la información de interés en sus sitios web, con lo que periodistas y ciudadanos tienen mayor facilidad para conocer la gestión de sus mandatarios.

Los cuestionamientos o las propuestas, incluso las revocatorias de mandato (en el caso ecuatoriano) se discuten también en los espacios 2.0. LA creación de hashtags en Twitter o grupos en Facebook, permiten reunir a una cantidad determinada de ciudadanos entorno a un tema de interés común, que podría continuar posteriormente en una participación política activa.

Uno de los ejemplos de participación ciudadana desarrollada a través de las redes sociales, fue la llamada Primavera árabe.

Ecuador uno de los casos más visibles fue el de la organización ecologista Yasunidos y su campaña cibernética para evitar la explotación del Yasuní, en la que se utilizaron hashtags como #YoFirmoPorElYasuní o #DemocraciaEnExtinsión.

 

3. Gobierno 2.0 y servicios ciudadanos

Las redes sociales han contribuido también al desarrollo del gobierno 2.0. A través de las herramientas que nos ofrece la tecnología, como aplicaciones móviles, redes sociales o páginas web, los gobiernos pueden mejorar los servicios a los ciudadanos. Encontramos muchas páginas web de municipios u otras entidades de gobierno, en las que se ofrecen servicios en línea como trámites que antes tenían que ser realizados personalmente, gastando tiempo y dinero en ello.

La tecnología ha permitido mejorar los servicios que se ofrecen a los ciudadanos, reducir costos y efectivizar el trabajo de los gobiernos.

Esos cambios obligan también a los gobernantes a adaptarse a los cambios a un ritmo acelerado, apoyándose en expertos en el tema digital, para así poder gestionar de una manera más eficiente./RA

 

Textos similares:

Las ocho redes sociales más extrañas

Cinco razones para confiar en la comunicación 2.0

Ocho presidentes en Twitter 

 

 

 

Share

Comparte este post