Las redes sociales se han convertido en el mejor aliado de las empresas al momento de tener una relación cercana con su grupo objetivo, por lo cual, estar ausente del mundo digital parece ser una decisión poco acertada.

A pesar de esto, hay todavía una gran cantidad de marcas que carecen de una presencia online, y se conforman con mantener un sitio web corporativo, en el que poco o nada interactúan con sus potenciales compradores.

El crecimiento acelerado de las redes sociales ha permitido que una gran cantidad de empresas vean a las redes como un espacio a través del que pueden llegar a los consumidores, de forma mucho más enfocada y a costos muy inferiores a los que implicaba comunicación tradicional. Sin embargo para que una página de Facebook realmente funcione, no es un tema sencillo. Se requiere de planificar y conocer cada vez más a nuestra audiencia.

A continuación les presentamos 5 claves para tener una fanpage exitosa:

1. Definir el camino a seguir

Antes de empezar, es importante definir cuidadosamente el camino a seguir. La estrategia de comunicación digital es la guía para saber de qué vamos a hablar, cómo lo vamos a hacer, a quién nos vamos a dirigir, en qué horarios y cuál va a ser nuestro contenido.

El éxito de una fanpage, se basa en la capacidad de entender los gustos y preferencias del grupo objetivo, para adaptar la estrategia al constante cambio que existe en las redes sociales y sus consumidores.

2. Entregar a nuestros seguidores un contenido interesante

De nada sirve estar presente en redes sociales, si el contenido que se entrega a nuestros seguidores busca solamente promocionar nuestro producto o servicio. El contenido es el aliado principal de una fanpage al momento de generar apego a la marca.

Los artículos, videos, fotografías y demás piezas comunicacionales que se publiquen en las redes sociales de las empresas, deben aportar a la vida de los usuarios, generando una experiencia de marca que apegue a los seguidores al contenido y por lo tanto a la empresa.

3. Generar y moderar la conversación

La popularidad de una fanpage no se basa solamente en la cantidad de likes o seguidores que poseemos, sino también en la cantidad de personas que interactúan con nosotros como marca. Pensar el contenido para generar engagement y moderar las opiniones de  los seguidores, son la base para el éxito o fracaso de una fanpage.

Una vez que se consigue la interacción de los usuarios (comentarios), es importante estar en contacto con ellos, respondiendo sus inquietudes y observaciones, haciendo que cada usuario se sienta parte de nuestra comunidad.

4. Aprender de los errores

Iniciar y consolidar una comunidad en redes es un proceso que dura mucho tiempo, por lo tanto es natural que en el camino se comentan errores. Lo importante es aprender a identificarlos y modificarlos.

En un mundo tan cambiante y dinámico como el de las redes sociales, los errores deben corregirse rápidamente, para poder regresar al camino lo antes posible.

5. Cambiar cuando sea necesario

Si bien la estrategia digital es la base para el manejo de la comunicación en redes sociales de la empresa, es importante aprender que a veces es necesario adaptarse a los gustos y necesidades del grupo objetivo. Cambiar la forma de comunicar un mismo mensaje, puede ser el punto de partida para entender de mejor manera al usuario. Busca nuevas maneras de enviar los mensajes, cambia los artes, cambia la manera de hablar a tus potenciales clientes y encuentra siempre una manera diferente de llegar a tu grupo objetivo, porque a veces mucho de lo mismo también cansa./SNV

Textos relacionados:

Los contenidos ganan la nueva guerra publicitaria

Siete maneras de viralizar un video

Las cinco preguntas y respuestas básicas sobre SEO

Share

Comparte este post